Nuestro blog

Diseño del interior de un armario: consejos para una organización eficiente

Diseño interior de armario

En este artículo os vamos a hablar sobre el diseño del interior de un armario, queremos daros una serie de consejos para realizar una organización eficiente del espacio y sobre todo para optimizar al máximo los metros disponibles. Partimos de un armario de tamaño medio unos 250 cm de ancho por unos 150 cm de alto, dividido en dos cuerpos, no obstante también os daremos alguna idea en caso que tengáis más espacio disponible.

Es importante tener en cuenta que el interior del armario se diseña para almacenar una cantidad de ropa determinada con lo que lo el primer paso que debemos dar es pensar con calma cual va a ser la ropa que vamos a guardar en el armario, si pudieras hacer un listado o inventario sería ideal. Una vez tengamos claro este punto tendremos que hacer una clasificación de las prendas y accesorios en función de criterios como la dimensión y sobre todo la frecuencia de uso. Hay que tener en cuenta que en el interior de un armario contamos con diferentes elementos para organizar la ropa sobre todo perchas o ganchos para colgar, cajones y cajas para almacenar ropa doblada y por último compartimentos, baldas o cajones compartimentados.

Cómo clasificar nuestra ropa para conseguir un interior de armario eficiente

A nuestro juicio el criterio más importante a seguir si queremos realizar el diseño del interior de un armario de una manera óptima, es el de la frecuencia de uso, es decir tener más accesible lo que se usa con más frecuencia. Según este criterio, las perchas y cajoneras que encontramos nada más abrir el armario deberían dedicarse a las prendas de temporada. También consideramos importante atender a las dimensiones de las prendas, es decir las prendas más largas como abrigos, vestidos que usemos con frecuencia es recomendable reservarles un espacio en el que puedan colgar por completo, sin dobleces par evitar que la prenda se arrugue. Luego deberíamos contar con el espacio para la ropa de tamaño medio como las chaquetas, camisas, camisetas o pantalones y por último los accesorios de tamaño más pequeño como calzado, bolsos, relojes o corbatas.

En caso que no contemos con mucho espacio en nuestro armario recomendamos ser rigurosos con las prendas que almacenamos, es decir lo que no usamos es conveniente donarlo o deshacerse de ello de algún otro modo, ya que en caso de no hacerlo nos dificultará encontrar lo que estamos buscando y perderemos tiempo todos los días buscando las prendas que queremos ponernos y sobre todo sacrificaremos un espacio muy valioso que podríamos dedicar a almacenar ropa que usamos con frecuencia. Con respecto a la ropa de otra estación la situación es similar, es decir si no tienes mucho espacio no la guardes en el armario, métela en cajas debajo de la cama o llevarla a otro sitio como por ejemplo el tratero.

Nuestra propuesta para el interior de tu armario

Aclarados todos estos puntos, a continuación os damos una propuesta de como organizaríamos nosotros el diseño del interior de un armario de tamaño medio, distribuido en dos cuerpos de unos 250 cm de alto por 150 cm de ancho.

  • La ropa larga, como vestidos y abrigos, debería colgar en perchas o ganchos colocados en la parte superior del armario.
  • La ropa corta, como camisetas y pantalones, debería doblarse y colocarse en estantes o cajones.
  • La ropa de temporada, como ropa de invierno o ropa de verano, debería guardarse en cajas o contenedores y almacenarse en un lugar apartado, como debajo de la cama o en el sótano.
  • Los compartimentos para accesorios, como bufandas, cinturones y joyas, pueden colocarse en cajones o compartimentos específicos dentro del armario.
  • Los zapatos pueden guardarse en estantes o cajones específicos o en una zona separada del armario con estantes para zapatos.
  • Puedes incluir compartimentos para enseres que se utilizan poco, como maletas, en una zona separada del armario o directamente sacarlos del armario, colocarlos debajo de la cama o llevarlos al trastero si tienes uno.

En cuanto a las estimaciones del espacio necesario, un armario de 250 cm de alto por 150 cm de ancho podría albergar aproximadamente de 30 a 40 perchas para colgar ropa, varios estantes y cajones para doblar y guardar ropa, y varios compartimentos para accesorios y zapatos. Sin embargo, esto puede variar según la cantidad de ropa y accesorios que tengas, y puede ser necesario ajustar el diseño para adaptarse a tus necesidades específicas.

Otros consejos de utilidad para optimizar al máximo tu espacio y gestionar mejor tu armario.

En el supuesto que tengas un poco más de espacio podrías incorporar elementos típicos de un vestidor como pueden ser espacio para probarte las prendas o maquillarte, así como sitio para sentarte. Poner iluminación dentro del armario es una cosa que siempre recomendamos, puedes optar por tiras de LED que dan una iluminación uniforme en todo el armario en lugar de crear puntos de iluminación concretos que se tapen fácilmente con las prendas. Por último también te recomendamos que diseñes el interior de armario para que sea sencillo de limpiar, los armarios suelen acumular mucho polvo y suciedad, sobre todo los que son abiertos con lo que deberemos limpiarlos con relativa frecuencia para que nuestras prendas estén siempre en perfecto estado.

Si quieres ampliar información también puedes consultar este artículo de nuestro blog sobre como organizar armarios en el que damos consejos sobre la distribución de los diferentes compartimentos.

Si estás buscando una empresa que te ayude con el diseño del interior de tus armarios ponte en contacto con nosotros y solicita información, por nuestra parte recibirás un asesoramiento personalizado y una atención técnica especializada. Puedes colaborar con nosotros en el diseño de tu mueble o dejarlo todo en nuestras manos, mucho antes de lo que piensas tu armario estará acabado y listo para usarse.

Foto: Ali Moradi. Unsplash.